Nosotros
76
page-template-default,page,page-id-76,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

 

Jorge de la Fuente Arteaga

Pintor y escultor

Trabaja con todo tipo de materiales ( yesos, escayolas, arena, metales y maderas), sobre varias superficies ( telas, maderas y táblex ). Sus esculturas principalmente se realizan con hierros soldados o maderas pulidas. Igualmente son reconocidos sus diseños en muebles de hierro y maderas recicladas, así como lámparas y objetos de decoración. Ha expuesto de manera individual en Cantabria ( Puente Viesgo y Castañeda ), en Madrid ( Majadahonda, Villaviciosa de Odón, Las Rozas, Villafranca del castillo y Villanueva de la Cañada ) y Toledo.

Al hablar de mi obra siempre me referiría a la materia, la materia que utilizo para hacer mis cuadros. En un principio fueron las escayolas, los yesos, las tierras, las colas,  distribuidos en paisajes básicamente en tres líneas, recordando un poco a la mayoría de los trabajos de Rodko, un cielo, un horizonte y un campo o un terreno.

Después de éstas obras matéricas, cambio utilizando otro tipo de materia, la madera, empiezo con los collages, empiezo o sigo porque probablemente el inicio eran los collages, trabajé materias como las que antes he descrito y vuelta a la madera. La madera hoy en día para mí, es una necesidad, transformando los primeros collages en donde solo buscaba un equilibrio, en el que me obligaba a utilizar un número determinado de piezas en cada serie, series que no eran largas, normalmente alrededor de doce obras, en donde podían ser séptimas, octavas o endecasílabos, hice una en Madrid y actualmente con estas mismas materias y  en otras dimensiones más grandes, he llegado a crear unos collages con forma de cabeza. El principio fueron Adán y Eva, pasando por Tristán e Isolda, Juan y Manuela y mi última creación han  sido los tres mosqueteros Athos Porthos y Aramis

Acabo de terminar una obra de Jardines verticales que hice en otro tiempo en tamaños más grandes y ahora he completado cuatro jardines o un jardín en las cuatro fases del año, primavera, verano, otoño e invierno. Eso en lo que se refiere a mis trabajos sobre pintura sobre tablex.

En cuanto a escultura sigo trabajado con hierro, corto piezas y sueldo. Mis cabezas de dama, digamos que su producción cada vez es más limitada, centrándome en trabajos geométricos, menos arquitectónicos y más esféricos. Ahora mismo dentro de mis esculturas busco el equilibrio tanto visual como físico.

 

Marta Martínez Rivas

Restauradora

Amante de las antigüedades y restauradora de desde hace más de dos décadas. Trabaja de manera independiente en su taller, para particulares y profesionales, donde además pone en práctica, sus cursos de pintura decorativa sobre muebles u objetos, que cobran una nueva “vida”. Ha realizado estudios y cursos prácticos sobre restauración y tallas policromadas antiguas. Realiza trabajos de encuadernación desde hace veinticinco años lo que le permite restaurar obras en papel y cuero.

Decidí estudiar y dedicarme a la restauración porque el arte es fundamental para el hombre y para la sociedad, nadie puede definirlo con exactitud, pero es una de las actividades que considera innatas en el ser humano. La restauración es una de las pocas maneras de trabajar activamente sobre el arte, ya que intervenir una obra requiere un estudio completo de la misma, sus materiales, su significación, su historicidad y su estética, pero también requiere un estudio de la importancia que esa obra tiene como obra de arte. Este punto es el que más me apasiona de mi trabajo ya que une no solo el estudio original de la pieza sino también la importancia y la manera en la que podemos difundir diversos mensajes del arte.